La cooperación militar entre EE.UU y el mundo árabe: ¿alianza o atadura?

Опубликовано: 10.02.2015

La cooperación militar de Estados Unidos con los países del mundo árabe tiene una larga historia. En estas relaciones, cada una de las partes intenta lograr sus objetivos – algunos pretenden vender la mayor cantidad de armas y controlar las regiones estratégicas; otros, de esta forma, procuran garantizar la seguridad de sus territorios.

Sin embargo, esto es sólo el lado aparente, pues si se mira más profundo, la realidad es que los países árabes reciben muy poco de dicha cooperación en cuanto al fortalecimiento de su capacidad defensiva. ¿Y esto, porqué? El asunto es que Estados Unidos Medio en Medio Oriente, sólo tiene un único aliado permamente – Israel. Para los estadounidenses, la seguridad israelí es la prioridad número uno. Pero como es sabido, Israel es el enemigo histórico de los países árabes. En este sentido, se plantea la pregunta: ¿a quién ayudará EE.UU en el caso de un conflicto árabe-israelí? Como se dice, la pregunta no es más que retórica.

1

***

Si consideramos la amenaza que suponen las agrupaciones terroristas, para hacer frente a ese fenómeno que no es necesario comprar armamento por valor de miles de millones de dólares. Sobre todo, porque cuando aparecen ese tipo de amenazas, antes de que los países árabes lo pidan, la Casa Blanca presta con toda urgencia ese tipo de “ayuda”. Un ejemplo, lo que ocurre actualmente, con la organización IS (EI). Por esto, en cuanto a la cooperación técnico-militar, los países de Oriente Medio de hecho actúan como un elemento que funciona a favor del complejo militar-industrial de EE.UU, recibiendo frecuentemente armamento obsoleto.

No debemos olvidar el hecho de que Washington considera la cooperación técnico-militar como un recurso eficaz para la “defensa” de sus intereses supranacionales. En realidad, las autoridades estadounidenses cuentan con posibilidades reales para implicar a los países de la region en su esfera de influencia con el fin de asegurar su dominación global.

***

Los principales compradores de armas de Estados Unidos en el mundo árabe son: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Kuwait. Otro socio tradicional de EE.UU. en esta zona es Egipto, sin embargo, después de la “Primavera Árabe”, y posteriormente, el golpe de estado que llevó a los militares al poder, las relaciones entre los dos países se volvieron tensas. (En particular, Egipto intenta presionar a los estadounidenses suscribiendo con Rusia un contrato para el suministro de armamento).

Para realizar el comercio en la esfera militar con los países árabes, EE.UU tiene en marcha varios programas específicos. Estos programas son:

“Venta de armamento de exportación” – es decir, la venta de armas a precios establecidos (precisamente en el marco de este programa se realiza la mayor parte de armamento);

“La transferencia de excedentes de armamento” – la entrega de armas y equipo military de los activos del Departamento de Defensa de EE.UU de forma gratuita o a bajo costo;

“Capacitación de personal militar extranjero” – programa de ayuda militar no remunerada para la preparación de militares a distintos niveles y especialidades en EE.UU;

“Financiación a las exportaciones de armamento” – créditos para la compra de armamento, entrenamiento militar, y capacitación de oficiales;

“Ayuda military” – recursos no reembolsables mediante la entrega de armamento y servicios diversos de carácter militar.

***

Sin embargo, la venta de armamento a los países árabes no es el único asunto importante para EEUU. En el marco de la cooperación en la esfera militar con los países árabes, EEUU ha emplazado en su territorio bases militares, que ayudan a controlar las principales zonas productoras de petróleo en el Medio Oriente.

Desde el punto de vista de los régimenes de esos países, esas bases militares son consideradas como una especie de “colchón de seguridad”. Pero el interrogante es: ¿quién obtiene mayor provecho de esa cooperación? Es evidente que a nivel local, los estados árabes se de cierto modo más seguros. Sin embargo, esta seguridad es relativa, porque depende del estado de ánimo del “Tío Sam”, que puede cambiar en cualquier momento. Desde el punto de vista geopolítico, los países estrechamente vinculados a una gran potencia como EE.UU es poco probable que puedan contar con cierta autonomia y libertad de acción.

***

¿Cuáles son las principales bases militares de EE.UU en el mundo árabe? Probablemente, debemos comenzar con Arabia Saudita, que, en su momento, fue sede del comando central de la Fuerza Aérea con 5.000 soldados y 80 aviones. Sin embargo, posteriormente, ese centro fue trasladado a Qatar. Ahora, al sur de Riad, capital del reino de Arabia Saudita hay una pequeña base, que alberga alrededor de 300 efectivos de la Fuerza Aérea de EE.UU, entre pilotos y comandos para luchar contra el terrorismo. La presencia militar estadounidense en Arabia Saudita tan modesta en comparación con otros países, se debe al rechazo de los círculos religiosos saudíes.

Otro país que cede su territorio para la Fuerza Aérea de EE.UU son Los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Los militares estadounidenses están en la base de “Al-Zafra”, al sur de Abu Dhabi. Ubicado en Dubai, Jebel Ali, uno de los mayores puertos del mundo también se utiliza como base para los buques de la Marina estadounidense. Otra base naval estadounidense opera en el emirato de Fujairah.

En Kuwait, la principal base militar de EE.UU se considera la base “Arifjan”, que emplaza tropas de la Fuerza Aérea, la Armada y la Brigada de Marina. El número total de soldados asciende a unos 10.000 soldados. También allí se encuentran las bases “Virginia”, “Byuring” y la base aérea “Ali al-Salem”.

En Bahrein, se encuentra el comando de la Quinta Flota de la Marina de EE.UU. En ese país también se encuentra la base aérea “Jeque Isa”, para aviones de patrulla. En esa base también opera un centro de comando de la Fuerza Aérea. Esta base ha desempeñado un papel importante en las operaciones belícas en Afganistán e Irak.

En Oman se encuentra la base aérea en “Masirah” y la base “Thumrait”, que entre otras cosas, se utiliza para misiones de aviones sin piloto.

Tras un acuerdo firmado entre Qatar y EEUU en 1992, en este país tambie´n se crearon bases norteamericanas. La mayor de ellas: la base de Assaliyah, donde se encuentra el comando central del ejército de EEUU, y la base de la Fuerza Aérea en Al-Udeid.

***

Además de la zona del Golfo, Washington también suscribió un acuerdo con Jordania, según el cual los estadounidenses pueden utilizar los aeropuertos jordanos para sus propios fines.

Con las autoridades marroquíes EEUU también cooperara militarmente hace mucho tiempo con varias bases aéreas militares emplazadas en su territorio.

Las relaciones militares egipcio-estadounidenses tienen una larga y profunda historia. El Cairo recibe de EEUU ayuda militar por un monto de casi $ 1 mil millones anuales. En este país, los estadounidenses pueden utilizar el aeropuerto, pero sólo tras previo acuerdo. Los barcos de la Armada estadounidense tienen derecho al tránsito sin restricciones por el Canal de Suez y el derecho de entrar a los puertos nacionales.

En Irak, los estadounidenses todavía no tienen bases permanentes, y tras el rechazo del ex primer ministro iraquí de firmar un acuerdo para el emplazamiento de bases militares en ese país, para las operaciones en Irak la Casa Blanca debe utilizar sus bases ubicadas en los países del Golfo.

De esta forma, EE.UU desarrolla la cooperación militar con la mayoría de los países árabes, y esto plantea muchos interrogantes dada la estrecha relación entre Washington y Tel Aviv. De hecho, de los países de habla árabe, sólo Siria y Sudán no están aferrados a estas “ataduras técnico-militares” que unen tan fuertemente al mundo árabe-musulmán.

Y aunque recientemente en el mundo se han producido cambios importantes, sin embargo, hay situaciones que permanecen inalterables – como la fuerte presencia de EEUU en el mundo árabe, no sólo por medios políticos, sino también con ayuda de un fuerte componente militar. Posiblemente, las autoridades y la población de los países árabes comprendan que no es conveniente “guardar todos los huevos en una misma cesta” – y que es indispensable tratar de diversificar sus relaciones militares. Pero por ahora … por ahora para ellos el principal aliado sigue siendo EEUU, que tan celosamente “defiende” a sus intereses supranacionales.

Ali Aliyev, experto del portal

Muslim Politic

Comments are closed.