“El Poder blando” de Israel en el sur de Siria: ¿qué espera la oposición al cooperar con Tel Aviv?

Опубликовано: 18.08.2016

Como es sabido, a pesar de las declaraciones oficiales de Tel Aviv sobre su “política de no intervención en el conflicto sirio”, más de 2.000 participantes en el conflicto ya han recibido asistencia médica en el territorio israelí. Entre ellos, militantes de la agrupación “Dzhabhat al-Nusra”, como se anunció en la ONU, y reconoce la propia población israelí. Aunque, sobre este asunto, nadie se atreve a hablar en voz alta…

Recientemente, cada vez con más frecuencia han aparecido informaciones sobre “una nueva fase” del antiguo proyecto israelí relacionado con la creación de la denominada “zona de seguridad, en la región del Golán, en el sur de Siria”. El hecho de que Tel Aviv tiene un elevado interés en este asunto lo confirman personalidades de la oposición siria. Más aún, a juzgar por las declaraciones hechas a medios de prensa occidental, algunos líderes opositores sirios apoyan ese proyecto, que entre otras cosas, ya se ha puesto en marcha.

Kamal al-Labwani in the Knesset

Uno de ellos es el líder opositor sirio Kamal al-Labwani – convencido partidario de la “zona de seguridad”, quién ha sostenido reuniones con funcionarios israelíes en los últimos dos años. Después de una visita el pasado mes de febrero, el líder opositor destacó un cambio notable entre los círculos israelíes a la hora de tomar una decisión al respecto. Labwani dijo haber quedado “muy sorprendido” cuando en el parlamento israelí (Knesset) se habló de apoyo a la creación de una “zona de seguridad” en el sur de Siria. También mencionó que si la oposición siria lo pide, Tel Aviv “estaría dispuesto a ayudar”, Posteriormente, al-Labwani tuvo encuentros con varios funcionarios gubernamentales de alto rango y diplomáticos extranjeros con el objetivo de promover esta idea. Y en una reunión con el embajador de Estados Unidos en Israel, el diplomático le dijo que “los estadounidenses podrían apoyar ese proyecto”, pero cuando la propuesta fue presentada al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, éste dijo tajantemente, “que no”.

Según Labwani, la “zona de seguridad” que planea Tel Aviv se extenderá cerca de 10 kilómetros (6,2 millas) dentro del territorio sirio y aproximadamente 20 kilómetros (12,4 millas) a lo largo de la frontera, desde el sur de Hadar (localidad habitada por población drusa), hasta la parte sur de la población de Quneitra, abarcando más de 17 poblados en donde habitan al menos 15.000 personas.

Labwani explica que “los funcionarios israelíes le dijeron que para justificar su propuesta ante la comunidad internacional expondrán el asunto de su seguridad nacional. La otra razón será la necesidad de proteger sus fronteras. Y en este caso, los jordanos y los turcos podrán crear (sus propias zonas de seguridad) después de que los israelitas establezcan el precedente”.

El hecho de que el proyecto ya se ha puesto en marcha, quedó demostrado el pasado mes de mayo, cuando la oficina de comunicaciones de Israel anunció el inicio de acciones (módulos de comunicación) acordadas con los ciudadanos sirios que viven en territorios controlados por la oposición. El pasado 11 de julio, el ejército israelí envió varias excavadoras y un tanque que se internaron 300 metros en el interior del territorio sirio para cavar zanjas en Quneitra, a la vez que amenazaron con disparar a cualquiera que se acercara a ellos.

***

Y no obstante, Tel Aviv no sólo utiliza la fuerza – el pasado mes de mayo, emprendió intentos para el adoctrinamiento ideológico de los habitantes del sur de Siria. Según afirma Labwani, “cuando Israel presta ayuda médica a los sirios éstos ya no lo considera como un enemigo o como una amenaza. Actualmente, la situación es muy apropiada para hacerlo. La población pobre y hambrienta está dispuesta a trabajar en lo que sea por un poco dinero”. Según el líder opositor, Tel Aviv “controla una amplia red de recopilación de información y comunicaciones en el sur del país. Israel tiene acceso a todas partes, y acumula un gran flujo de información”.

Este esquema se basa en el grupo Yakal – unidad militar israelí creada en los años 70 en el sur de Líbano durante la Guerra Civil. Al comienzo del conflicto Líbano, en 1975, Israel comenzó a establecer vínculos con la población local, plan que posteriormente, se denominó “política de valla eficaz”. Según fuentes libanesas, Tel Aviv logró establecer una amplia red de colaboradores para poder jugar la carta del sectarismo.

Posteriormente, el gobierno israelí, emprendió esfuerzos para la creación del “Ejército Libre del Líbano”, dirigido por el comandante disidente libanés Saad Haddad. En 1980, esta fracción se convirtió en el “Ejército del Sur de Líbano”, y por motivos de salud, Haddad cedió el mando a Antoine Lahad. El objetivo de esta formación armada fue atacar a los enemigos de Tel Aviv, y allanar el camino a Israel para la ocupación del sur del Líbano. Parece que 40 años después, actualmente, un escenario parecido se intenta repetir esta vez, en el sur de Siria.

***

Los expertos occidentales consideran que los planes de Israel en el sur de Siria son comprensibles y predecibles. A juicio de algunos, “teniendo en cuenta la historia de las relaciones en la frontera norte, Israel es un participante importante que considera la situación en el sur de Siria en el marco de sus competencias estratégicas.” El retiro forzado de las autoridades sirias, así como las fuerzas de paz de la ONU de esos territorios, dejaron la región de Golán bajo el control de diversos partidos de la oposición y agrupaciones extremistas. Para la población local, otro foco adicional de tensión es el flujo de desplazados que buscan allí refugio huyendo del caos de la guerra entre las tropas gubernamentales y sus adversarios y los sangrientos enfrentamientos entre las mismas agrupaciones de la oposición.

Con líderes opositores como Labwani trabajan organizaciones correspondientes. Una de ellas es la organización no gubernamental estadounidense (ONG) “Amaliah”, presidida por Moti Kahana, uno de sus fundadores. En una entrevista publicada en la prensa occidental, Kahana dijo que el gobierno israelí permitió operar a “Amaliah” en una “zona de seguridad” establecida por Tel Aviv.

Kahana aseguró que su organización, “ya trabaja”. Y que en las próximas semanas, en la zona de seguridad de Siria comenzarán a llegar diversos suministros. El gobierno israelí autorizará que los sirios reciban ayuda humanitaria y permitirá a la ONG estadounidense su expansión en la zona.

Explicó que en una primera etapa, está previsto el suministro de equipos médicos, la segunda etapa planea la apertura de una escuela para desarrollar programas de educación, y la tercera etapa prevé la creación y apoyo de la policía local. Según Kahana, ya “existe una lista de las ciudades y pueblos en los que se empezará a trabajar”, y rechazó nombrar a los grupos de la oposición siria con los que se coordinará la ejecución de esos proyectos.

***

Y no obstante, algunos de esos grupos ya pueden ser identificados. Así, casi inmediatamente después de la creación de los módulos de comunicación, la ayuda israelí llegó a las zonas controladas por la oposición. Abu Umar al-Dzhulyani, portavoz del Consejo de Mando de la Revolución de Quneitra y el Golán, dijo en una entrevista que la “red de colaboradores que trabajan con los israelíes, permitió llevar esa ayuda humanitaria a través de los Altos del Golán”.

Indicó que simplemente “no sabía” quiénes eran, pero que operaron a altas horas de la noche y distribuyeron ayuda en 35 poblaciones, incluyendo ciudades como Said al-Golan, Saeed al-Hanaut, Gadir Al Bustan y Al Hisha. Por lo tanto, se trata de un sistema de distribución sistemática de amplia cobertura.

En este sentido, el líder opositor Labwani, mencionado anteriormente, aseguró que actualmente en esa zona operan cerca de 14 agrupaciones entre ellas “El Ejército Sirio Libre”, “Dzhabhat en-Nusra” y “Shuhada de Yarmuk”, afilado al Estado Islámico (EI). Destacó que “ninguno de estos grupos tiene problemas con Israel y el gobierno de Tel Aviv no tiene problemas con ninguno de estos grupos. Los problemas que existen son internos, entre los mismos grupos”, subrayó Labwani.

Otro representante de la oposición siria con vínculos con Israel I. Zeitun, también confirmó las relaciones secretas entre Tel Aviv y varios comandantes de agrupaciones opositoras sirias, entre ellos, militantes del “Centro de operaciones militares” jordanas. Zeitun, el único líder opositor sirio invitado por Israel para asistir a la conferencia anual de seguridad en Herzliya, y también es un convencido defensor de una “zona de seguridad” en Siria.

En los últimos cinco años, este líder ha trabajado, según el mismo dice: en “abrir una ventana que ha permanecido cerrada”. En una entrevista el opositor dijo que “durante muchas décadas nos lavaron el cerebro con la idea de que Israel es el enemigo. Pero no es así”. Según Zeitun, “de hecho, ellos (Israel) – son los únicos que pueden derrotar a los enemigos”, en alusión directa a las autoridades en Damasco.

Según entrevistas publicadas por la prensa occidental, la “zona de seguridad” comprende Ybety al Hashaba (sur de Hadar) a un lado de al-Golan y Telu Hare. Por lo tanto, es más amplia que la indicada por Labwani, si se tiene en cuenta las áreas en las que la ayuda israelí ya ha sido repartida…

***

Es más que obvio que la creación de la llamada “zona de seguridad”, en el sur de Siria es extremadamente ventajosa para Tel Aviv. En primer lugar, porque Israel puede crear una zona de amortiguación ante las tropas gubernamentales sirias y la agrupación “Hezbolá”. Y en lo que se refiere a las perspectivas estratégicas, las autoridades israelíes, de hecho, refuerzan su control sobre un territorio que quieren declararlo como suyo y por el cuál intentarán alcanzar el reconocimiento internacional.

Ahora, ¿qué será lo que espera la oposición siria, en su colaboración con Tel Aviv?, por lo visto, ni ellos mismos lo saben, pues en el ejemplo en la vecina Palestina desde hace tiempo quedó demostrado cuál será el destino que les espera a todos ellos.

“Muslim Polític” a partir de materiales en medios de prensa extranjera

Comments are closed.