La “Ciudad de los Robots” de Arabia Saudita: ¿realidad o fantasía?

Опубликовано: 23.08.2019

El príncipe heredero de Arabia Saudita planea construir una ciudad que debe convertirse en una “ciudad del futuro”, destacó el diario The Wall Street Journal. El proyecto tiene un costo estimado en $ 500 mil millones de dólares, y se desarrolla bajo la dirección personal de Bin Salman.

Según el rotativo, se espera que la ciudad denominada con la abreviatura NEOM, tendrá lluvias artificiales, una luna controlada por el hombre, taxis voladores y medicina genética. En las escuelas, además de los profesores, se impartirán clases con hologramas hechos con ordenadores. En la “Ciudad de los Robots” también se implementarán programas de softward de identificación facial, y las tecnologías biométricas formarán parte de la rutina diaria de sus ciudadanos.

En este sentido, las autoridades saudíes planean que sobre el espacio aéreo sobrevuelen permamentemente aviones no tripulados de vigilancia, que trasmitirán información sobre todas las actividades de los residentes y visitantes. Y con la ayuda de medicina genética, las autoridades tiene la intención de crear una “población del futuro”, que deberá ser “más fuerte y más inteligente que la mayoría del resto de los mortales…”

***

Los planes para construir la “ciudad del futuro” fueron anunciados en 2017. Y uno de sus atractivos principales será convertirse en un puente sobre el Mar Rojo que comunique a Arabia Saudita con Egipto. Los planes de desarrollo prevén que la ciudad quede saturada de robots, y su cantidad deberá ser superior a la población. Toda esta tecnología robótica está destinada a realizar todo el “trabajo pesado y rutinario.”

Sin embargo, en 2018, de repente, algunos ejecutivos clave de las obras empezaron a abandonar el ambicioso proyecto. El motivo fue la desaparición en Estambul del periodista opositor saudí Jamal al-Hashakdzhi. En ese entonces, el ex ministro de Energía de Estados Unidos declaró que, “teniendo en cuenta el acontecimiento ocurrido, él suspendía su participación en el Consejo NEOM y su reintegración posterior al proyecto dependería de lo que se aclare en relación a la desaparición del periodista”.

Posteriormente, se supo que al-Hashakdzhi había sido asesinado por grupos del servicio secreto saudí, que llegaron a Turquía especialmente para aniquilar a miembros de la oposición. Este suceso condujo a que ejecutivos de alto rango occidentales suspendieran su cooperación con Riad. Hasta la fecha, el futuro del proyecto es indeterminado e incierto.

***

Es importante tener en cuenta que NEOM es sólo una parte del programa general para la modernización del reino saudita conocido con el nombre de Visión-2030. En el marco de este programa, a partir del año 2020 está prevista la construcción de dos o tres ciudades futuristas anualmente. La construcción de la primera “ciudad del futuro” debe finalizar en 2025.

Antes, en la conferencia Future Investment Initiative, celebrada en la capital saudita en 2017, se anunció que por primera vez en la historia, la ciudadanía saudí había sido otorgada al robot Sofía. Los medios de prensa citaron las palabras de respuesta hechas por el artefacto artificial: “Doy las gracias al Reino de Arabia Saudita por convertirme en el primer robot en el mundo que pudo recibir la ciudadanía aquí.” Riad, destacó la importancia del suceso confirmando de forma oficial que era el primer caso cuando se otorgaba la ciudadanía a un robot. Es importante destacar que en marzo de 2016 a la pregunta: “¿Podría usted quitarle la vida a un humano?”, el mecanismo humanoide respondió afirmativamente. Y en abril de 2017, en una entrevista a una cadena de televisión de EEUU, el robot comentó sobre sus planes para conquistar el mundo.

Como destagó con entusiasmo la prensa, el robot puede poner en duda las parablas de las personas, puede demostrar una amplia gama de emociones, incluyendo el escepticismo en temas científicos. Sin embargo, las posibilidades reales del robot plantea dudas profundas. Según expertos, la intelecto artificial todavía es un concepto de ciencia ficción, y las posibilidades que ha demostrado Sofía – solamente es una imitación de comportamiento humano.

***

En cuanto al proyecto futurista en su totalidad, los expertos consideran que lo más probable es que sea un simple programa de relaciones públicas – porque su implementación es una tarea extremadamente costosa y complicada. Además, las autoridades tendrá que evacuar de esa región a las tribus beduinas locales, que como medida de respuesta, evidentemente enarbolarán la bandera de la resistencia.

Además, la liberalización de la sociedad saudí ha desatado un serio descontento entre parte de la población. Así, el pasado mes de julio en Arabia Sudita estalló otro escándalo relacionado con la participación de algunos artistas invitados al Festival de Música en la ciudad de Jeddah. En particular, causó mucha indignación la invitación al certámen de la cantante de rap estadounidense Nicki Minaj.

Teniendo en cuenta la controvertida reputación de Minaj, conocida por sus actuaciones provocadoras y escenas impúdicas en sus videoclips, la población acusó a las autoridades saudíes de “hipócritas”, porque esta decisión, obviamente, no se corresponde con los cánones morales islámicos. Según comentarios aparecidos en las redes sociales, la letra de las canciones de Minaj “están impregnadas de palabras indecorosas y los temas que predominan son las relaciones sexuales y la libertad de la mujer”. En este sentido, las propias mujeres saudíes expresaron su asombro ante el hecho de que están obligadas a llevar el abaya (vestido musulmán), mientras que cantantes como Minaj es invitada al país. “Esto es una completa hipocresía”, resaltaron los comentarios en la red.

Por su parte, las autoridades saudíes prometieron visados ​​electrónicos a todos los extranjeros con planes de asistir al festival. Según parte de la población, esas controvertidas medidas impulsadas por Bin Salman fueron producto de “su deseo maníaco de complacer a Occidente, con el fin de atraer la inversión”.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de Riad para complacer al mundo occidental, Occidente evidentemente no tiene ninguna prisa para recibir son brazos abiertos a la monarquía saudíta. Finalmente, la misma Minaj canceló su actuación en el festival de Jeddah, argumentando su preocupación por la violaciónes de los derechos humanos en Arabia Saudita.

***

Sin embargo, la transformación interna de la sociedad saudí, que cinco años atrás era imposible de imaginar, actualmente continúa a toda marcha. Así, las autoridades han implementado cambios a una de las leyes más conocidas del país. Se trata de la Ley de tutela, según la cual, una mujer para casarse, estudiar en la universidad o viajar al extranjero debe contar con la autorización de su tutor (“mahram”) – marido, padre o pariente cercano. Es curioso, pero la oposición consideró la iniciativa de anular esa autorización como “propaganda”, y la relacionó más que todo, como una respuesta a algunas fugas al extranjero protagonizadas por chicas saudíes, ocurridas recientemente. La conocida líder opositora Madavi ar-Rashid declaró directamente que, “ahora el destino de las mujeres saudíes ya no quedará en manos de sus familiares, sino en manos del estado”.

Algunos príncipes abiertamente se preguntan: “¿Escucharemos que ahora estará permitido el alcohol?”. Algo notable, porque según la agencia Bloomberg, Arabia Saudita puede autorizar el consumo de alcohol el próximo año, por lo menos en las zonas turísticas y en donde se desarrollan proyectos de innovación.

***

¿En qué podrá terminar ésta transformación de la sociedad saudí? Algunos consideran que tarde o temprano la población se pondrá en contra de las autoridades. Sin embargo, otros expertos destacan que, en primer lugar, las posturas conservadoras ya no son compartidas por la mayoría de la población, y ahora ese lugar ha sido ocupado por la juventud educada en Occidente, con otra mentalidad y necesidades diferentes. En segundo lugar, incluso los saudíes más descontentos no están dispuestos a tomar las calles y participar en acciones de protesta. Y las propias autoridades son muy conscientes de ello.

Por ejemplo, cuando los servicios de inteligencia prepararon para Bin Salman el informe sobre la reacción de la juventud al plan de reformas Visión-2030, inicialmente el príncipe heredero quedó un poco sorprendido. Según el documento, la mayoría de los jóvenes consideró que los cambios solamente conllevarían al aumento del desempleo, la subida de los impuestos, propiciaría aún más la corrupción y agudizaría la incertidumbre por el futuro. El príncipe heredero también quedó sorprendido ante el hecho de que las actividades de la recién creada Oficina de Esparcimiento fueron aprobadas solamente por un pequeño número de jóvenes saudíes. La mayoría consideró que de esta manera, las autoridades se proponían distraer su atención ante problemas más urgentes – el derecho al trabajo, la vivienda, el derecho a tomar decisiones. Bin Salman esperaba que los jóvenes considerarían el desarrollo de la infraestructura de entretenimiento como un “salto a la civilización, y hacia el desarrollo real del país.”

Sin embargo, a pesar de todo, el informe convenció al príncipe de dos circunstancias muy importantes: 1) a pesar del poco entusiasmo hacia los planes para fomentar el entretenimiento, los jóvenes de todas maneras los disfrutan; 2) Por convicción, los jóvenes rechazan todos los cambios, pero carecen del deseo y la voluntad para manifestarse en contra.

***

En general, el estado que prevalece en la sociedad saudí, se puede caracterizar con la reacción de la mayoría de sus ciudadanos a la declaración hecha por un especialista en la televisión cuando dijo que el ateísmo – es una elección personal que debe ser respetada. Al comentar dicha declaración, los saudíes con ironía afirman que ya el estado ha otorgado a la población el derecho de elegir a Dios, pero todavía no les permite elegir a sus gobernantes…

Muslim Politic

Comments are closed.