Los planes de Obama, o por qué la prensa “no destaca” la derrota del EI en Siria

Опубликовано: 05.03.2015

h

Después de que las milicias kurdas y sus aliados, el Ejército Libre de Siria (FSA) ocuparon la ciudad de Kobani, en el norte del terriorio sirio, las tropas del movimiento EI (SI) comenzaron a retroceder en casi todos los frentes. Según Lenta.ru, la velocidad de ese repliege aumenta día a día.

Las tropas que se retiran más rápido son las emplazadas al sur de Kobani. Desde el pasado 10 de febrero, las milicias kurdas alcanzaron las orillas del río Eufrates, tomaron bajo su control cerca de 150 aldeas. A este paso, las unidades kurdas en un par de semanas pueden llegar a la ciudad de Raqqa que en un tiempo, fue considerada la capital no oficial del EI en Siria. Al mismo tiempo, desde el sur, los insurgentes son acosados por el ejército sirio. Es evidente que paulatinamente, el cerco en torno al EI se va cerrando…

***

Sin embargo, según representantes kurdos, la mayoría de los medios de prensa, que hasta hace poco informaron ampliamente la difícil situación de los defensores de Kobani, por alguna razón ignoran los éxitos de las milicias kurdas y el retroceso del EI. Y si se examina con objetividad los servicios de noticias, de debe concluir que así es. ¿A qué se deberá ese bloqueo informativo en un momento clave del enfrentamiento contra esa organización tan aborrecida? ¿Tal vez se deba a la modesta participación de la coalición internacional liderada por Estados Unidos?

Al respecto, basta recordar la indignación expresada por las milicias kurdas ante la actuación de las fuerzas de la coalición durante el asalto contra Kobani y su “lucha contra los extremistas”. Según combatientes y testigos en las operaciones bélicas, la aviación “bombardeó todos los blancos a su antojo, pero no atacó las posiciones de los radicales”. Incluso, algunos canales de televisión mostraron escenas de cómo poco a poco, con banderas despelgadas, los combatientes del EI se acercaban a la ciudad por el valle abierto. Todo esto ocurría en la tarde, y acostumbrados a esa situación, los kurdos comentaban: “Es una situación típica. ¿Dónde están los estadounienses? ¿Dónde está su aviación”.

Más directos, los parlamentarios iraquíes acusaron a EEUU de arrojar desde sus aviones de forma reiterada y deliberada armas a los extremistas. Y si el ejército estadounidense explicó que el primer caso “fue un error que se produjo debido a malas condiciones meteorológicas”, los siguientes “errores” simplemente no fueron comentados, desestimando todos los cargos presentados contra ellos.

Cargos muy graves para ser ignorados de esta forma. Es más, incluso se dio a conocer el objetivo de Washington: dilatar intencionalmente las hostilidades con el fin de promover la propuesta para el emplazamiento de bases militares de EEUU en la región. Y parece que algo lograron, pues hay intenciones de emplazar militares estadounidenses en una zona estratégica como la provincia de Erbil, capiltal del Kurdistán iraquí, rica en recursos petroleros…

***

A pesar de sus éxitos militares, la milicia kurda trata de entender la razón de la rápida retirada del EI, que a menudo abandona sus posiciones casi sin ofrecer resistencia. La conclusión que al respecto hace la prensa kurda es simple: los extremistas optaron por proteger sus “ingresos petroleros”, y refuerzan la defensa de las zonas donde se encuentran. El hecho es que en el otoño de 2014 el ejército sirio comenzó una ofensiva gradual contra la ciudad de Deir al-Zor, considerada la “capital del petróleo de Siria.” El control de esta ciudad permite controlar la mayor parte de los campos petroleros cercanos.

De la misma forma, como se anunció previamente, en primavera está prevista una ofensiva del ejército iraquí. Y la posible pérdida de Mosul y Kirkuk, donde hay grandes yacimientos de petróleo, sería un grave golpe para el EI, ya que la mayoría de sus ingresos es producto del contrabando del “oro negro”.

***

Y en este contexto, el pasado 11 de febrero, de repente Obama envió una solicitud al Congreso para la utilización de fuerzas especiales estadounidenses en Irak y Siria. ¿Es esto una coincidencia, o la Casa Blanca tiene otros planes?

Conociendo el pensamiento estratégico de los expertos y analistas estadounidenses, es difícil creer que estas decisiones son «al azar». En consecuencia, lo más lógico parece la segunda opción. Sobre todo porque los que Washington intenta «apoyar y defender», declaran que no han pedido ese “apoyo”. Según la agencia Sputnik Internacional, el titular de Relaciones Exteriores de Irak, Ibrahim al-Jaafari, durante su visita oficial a Australia declaró directamente que su país “no ha pedido a la ONU enviar tropas terrestres a Irak.”

“El llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU no incluyó una petición para enviar tropas terrestres a Irak. Y el marco dentro del cual deben actuar las fuerzas de coalición está definido con toda claridad; proporcionar instructores militares, armas y el intercambio de información de inteligencia”, – dijo el ministro iraquí, subrayando que “las tropas de tierra nunca fueron parte del acuerdo.

Esta declaración de las autoridades iraquíes es la respuesta a la solicitud de Obama al Congreso para que apruebe la realización en Irak “de operaciones terrestres limitadas”.

Sin embargo, como ya se dijo, el proyecto de resolución preparado por la Casa Blanca prevé la posibilidad de utilizar unidades de las fuerzas especiales estadounidenses no sólo en Irak sino también en Siria, incluso durante 3 años. Por lo tanto, EEUU, de hecho, trata de abrir un camino para emprender operaciones militares en Irak y Siria, sin la autorización de las autoridades de ambos países.

***

Así que, tal vez este sea el nuevo plan “pacificador” de Obama – participar en la última etapa de la guerra contra los extremistas, atribuirse los «laureles de vencedor» y tener un pretexto para poder utilizar sus fuerzas especiales en la región. En este caso, son comprensibles los planes del Pentágono según el cual, se crearán campos de entrenamiento para adiestrar a cerca de 15.000 soldados, con el objetivo de “recuperar los territorios al este de Siria”.

Por lo tanto, el objetivo desde hace tiempo puesto en escena por los estrategas estadounidenses – imponer en Siria, su régimen — sigue siendo para ellos la prioridad más importante, a pesar de que todas las declaraciones y artimañas para desviar la atención de opinión pública. Como se suele decir, por las buenas o por las malas. Una vez más, se produce un intento de utilizar a los musulmanes a favor de intereses de otros. Incluso el error estratégico cometido por los «revolucionarios» hace unos años en Libia, y que convirtió a esa poderosa nación en un análogo de Somalia, al parecer, ha sido una lección ejemplar para muy pocos…

Muslim Politic con materiales de la prensa rusa

Comments are closed.